viernes, octubre 13, 2006

Houston, tenemos un problema!


Es obvio que no soy triscaidecafóbico. Sin embargo se trata de una de las fobias que más me impresionan. Me parecen increíbles algunas cosas. Como que algunos edificios omitan el piso 13, saltando del piso 12 al 14. O que en algunos hoteles no exista la habitación 13. O que muchas compañías aéreas no dispongan de esa fila en sus aviones. Todo para evitar la angustia de los triscaidecafóbicos. Sin embargo, otras supersticiones como derramar sal, cruzarse con un gato negro, pasar por debajo de una escalera, abrir un paraguas bajo techo, levantarse con el pie izquierdo o que se caigan las tijeras con las puntas abiertas, no tienen un apoyo similar. Por ejemplo, los barcos no dejan de embarcar pasajeros por ser martes, ni los juzgados de paz te impiden casarte en ese día. ¿Porqué entonces tanto interés en “protegernos” del 13?

También existe la
tetrafobia, que es el miedo al número 4 (en China, Japón, y Corea, no es infrecuente que los hoteles y los hospitales no tengan cuarta planta). La pronunciación china, japonesa y coreana para “muerte" y "cuatro" es similar (shi). En Italia el número de la mala suerte es el 17 (por lo que no existe la fila 17 en los aviones de Alitalia, aunque sí la 13, puesto que se considera un número que da buena suerte). Seguramente existen más fobias a los números. Pero ninguna tiene el “glamour” del 13.

Por ejemplo: Algunos triscaidecafóbicos se refieren a la misión lunar Apolo 13 como la prueba definitiva de que este número trae mala suerte: el Apolo 13 fue lanzado a las 13:13 EST el 11 de abril de 1970 desde el complejo 39 (tres veces trece). Su misión consistía en alunizar, pero una explosión a bordo de la nave en su camino a la Luna, obligó a la tripulación a abortar la misión y orbitar alrededor del satélite, sin lograr su cometido de llevar al quinto y sexto seres humanos a la superficie lunar. Finalmente, al Apollo 14 se le reasignó esa tarea con éxito. Todo el mundo sabe que Ángel Nieto fue campeón del mundo de motociclismo en 13 ocasiones, pero él siempre se refiere a que lo fue en "12+1" ocasiones. Adolf Hitler era triscaidecafóbico (y muchos otros personajes históricos). En los Estados Unidos, nunca ha existido un caza denominado F-13 dado que muchos pilotos son supersticiosos. El álbum musical “Room for Squares”, del compositor y cantante americano John Mayer consta de 14 pistas, aunque la 13ª es de 0,2 segundos de silencio y no aparece en la carátula de álbum. El álbum “Alivio de Luto” de Joaquín Sabina tampoco presenta este número, sino que después de la pista doce viene la "+uno". El compositor Arnold Schoenberg padecía triscaidecafobia. Curiosamente, nació y murió el día 13 del mes, a la edad de 76 años (7+6=13). Y así, un porrón de curiosidades más.

Aunque en España no existe una gran repercusión social de la triscaidecafobia, los aviones de Iberia, por ejemplo, no cuentan con esa fila. Sin embargo sí tenemos pisos 13, habitaciones de hotel 13, matrículas de coche con ese número, etc. En cualquier caso, por si las moscas, recomiendo a cada uno de vosotros, que toméis una o varias de estas medidas: tener alguna herradura, echar sal por encima del hombro, tocar madera, magia blanca, tocarle la chepa a un jorobado o, simplemente, santiguarse o utilizar el feng-sui.

Para los interesados en los diversos tipos de “fobias”, existe una página que es todo un diccionario de las mismas. Ah! y la fobia específica al viernes 13 se llama paraskavedekatriafobia o friggatriscaidecafobia. Como diría un ilustrísimo: “Manda huevos!!”

4 comentarios:

HIM dijo...

Estaríamos buenos que, además de tener miedo a volar, te diesen la fila o el asiento 13!!!

Anónimo dijo...

Se dice trisca'i'decafobia o triscadecafobia?

Isidro Tenorio dijo...

Según un autor del wikidiccionario: Esta palabra plantea el problema de que se ha traído del inglés (triskaidekaphobia), seguramente mal traducida. Se suele traducir como "triscaidecafobia", pero, dado que tiene raíces griegas, la forma lógica, siguiendo las pautas generales, sería "trisquedecafobia". El diptongo griego "αι" y el latino "ae" siempre se han vertido al español como "e". Ejemplo: "παιδ(ός)+ἰατρεία [paid + iatreía] => pediatría.--Piolinfax
Otra posibilidad sería la de mantener las "k": triskedekafobia, aunque eso sería extraño en el caso de "deca"...

Estelle dijo...

Yo no soy supersticiosa porque trae mala suerte!

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.